El delantero sueco Zlatan Ibrahimovic cazó durante sus vacaciones en Suecia un alce de 500 kilos, lo que escandalizó a su país y generó que el atacante estuviera en la portada en varios periódicos locales este fin de semana. El delantero del PSG aprovechó sus vacaciones para ir al bosque de cacería, una actividad legal en Suecia pero que provocó revuelo entre los animalistas por la repercusión que tuvo.

Según cuenta el diario Expressen, el delantero sueco cazó al alce "con el primer disparo del día", toda una demostración de puntería del goleador también fuera de los terrenos de juego. Aunque la actividad no es ilegal en Suecia, lo hecho por Ibrahimovic causó revuelo entre los activistas que protegen los derechos de los animales, que se mostraron indignados y repudiaron la actividad del ídolo del seleccionado sueco.

No es la primera vez que tiene estos inconvenientes. Zlatan, como buen amante de la caza, había causado polémica en junio del 2012, cuando compró una isla de 500 hectáreas para poder practicarla. La propiedad le costó 3 millones de dólares.
El delantero descansa y espera regresar al Paris Saint Germain, donde hasta el momento lleva 12 goles. Su equipo finalizó la primera rueda de la Ligue 1 en la tercera posición.
IBRA1.JPG

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia