"A eso de las 0.30 me avisan que varios barras llegaron al edificio junto al presidente Abib (Textil Mandiyú) y al utilero del club -que le dicen Foca-. Entraron con llaves que ellos tenían, y subieron a los departamentos del edificio donde vivimos. Pateaban las puertas, al mío entraron por la ventana. Querían los pagaré de noviembre. Revolvieron todo", dijo Rodrigo Mannara, en diálogo con Radio Dos.
"El presidente (por Abib) estaba como drogado. Lo calmaban los más grandes, pero muchos pibes estaban como él. Nunca viví algo así en el fútbol. Pensé que había visto todo, pero esto superó cualquier cosa", aseveró.
"Ahora queremos volver a nuestras casas. Yo en particular no tenía ni contrato, por lo que no puedo reclamar nada. Pero esto debe saberse en AFA y en todo el país. Vivimos cuatro meses en un calvario, con un plantel de primera pero que no teníamos ni cancha para entrenar. Pero lo de anoche ya fue algo increíble" Vivimos cuatro meses en un calvario, con un plantel de primera pero que no teníamos ni cancha para entrenar. Pero lo de anoche ya fue algo increíble", sostuvo Mannara.
"Los barras le pegaron a algunos. También manotearon cosas, como la billetera de uno de mis compañeros. Jhony Belforte estaba con sus hijos, y vivió un calvario", agregó. "Nunca vi que un presidente actúe de esa manera. Llamamos a la policía, pero él los recibió abajo y les dijo que no pasaba nada y que era el dueño del edificio. "Nunca vi que un presidente actúe de esa manera. Llamamos a la policía, pero él los recibió abajo y les dijo que no pasaba nada y que era el dueño del edificio. Ya fuimos apretados cuando estábamos a 3 puntos de clasificar; parece que no quería que avanzaramos porque se venía un partido con la CAI y debíamos viajar al sur", contó el delantero.
"Anoche vivimos un infierno. Contar es una cosa, pero vivirla es otra. No podemos creer lo que pasó", le contó a la página nortecorrientes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia