Independiente le ganó a Vélez Sarsfield por 1 a 0 con un polémico penal sancionado por el árbitro Ariel Penel sobre la hora que fue convertido por el arquero Diego Rodríguez, quien había sido silbado por los parciales del conjunto de Avellaneda durante todo el encuentro correspondiente a la trigésima y última fecha del torneo de Primera División.
La jugada del penal fue un pelotazo en el rostro del volante velezano Leandro Desábato que el juez consideró que golpeó en los brazos del mediocampista.
Embed


Embed
Embed
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia