Sebastián Pol, el delantero argentino que juega en el Audax Italiano de Chile vivió su momento de furia. Fue ayer, tras la derrota de su equipo ante Universidad Católica por 4-1, cuando corrió hacia una de las tribunas, se trepó y le lanzó una patada a un hincha que lo había insultado durante el encuentro.
Pero la historia no terminó allí. Es que los Carabineros, la policía chilena, se presentó en el vestuario y arrestó a Pol, que había sido denunciado por Ley de Violencia en los Estadios, que rige desde hace varios años. Pol se bañó y salió acompañado por la policía, que lo trasladó la Comisaría Los Condes, donde pasó la noche. El futbolista mendocino de 28 años, tiene una dilatada trayectoria en el fútbol exterior.
Comenzó su carrera en el Cartaginés de Costa Rica, en 2006. Luego, pasó fugazmente por el fútbol de Rumania, y regresó a la Argentina para jugar en el Torneo Federal B (Ñuñorco y San Jorge). Después pasó a Real Potosí y Guabirá, de Bolivia, y finalmente llegó a Chile (Cobreloa, Santiago Wanderers y San Marcos).
Antes hubo un partido muy picante que Católica ganó con comodidad por 4-1 con presencia argentina en la red. Ricardo Noir y Enzo Kalinski marcaron para el conjunto local, que también tuvo a Diego Buonanotte entre los titulares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia