Encima de que el fútbol salteño atraviesa una larga crisis futbolística, tiene que soportar cierto tipo de manejos pocos claros y raros.
Resulta que el ingeniero Horacio Tejerina inscribió como suya la marca y el logo de Central Norte y de Juventud Antoniana; luego les pidió a ambos clubes sentarse a negociar la explotación en conjunto. Increíble, pero real.
Por esta razón, el club cuervo, a través de su abogado Pablo Solano, aclaró en el programa Equipo 10 la situación: "Central Norte ya ha registrado su marca con anterioridad, en siete clases distintas; el Logo por un lado y la parte denomitiva, por otro".
Más adelante, el letrado manifestó que hubo mala fe por parte del señor Tejerina y que roza lo fraudulento: "Esta persona es un ciudadano salteño que no puede desconocer que ya existía el club. Lo que quiso hacer el señor está muy claro. Se demuestra claramente la mala fe de esta persona y que hay un fraude".
Luego contó que se comunicó con el INPI (Instituto Nacional de Propiedad Industrial) para reclamar: "Pregunté por qué registraron algo similiar y allí recién se dieron cuenta que se les pasó. Sucede que todo estos trámites se hacen en Buenos Aires y nadie conoce allí los clubes del interior.
Por último, el Dr. Solano dijo que el tema llegará ahora a la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia