El merengue dejó sin invicto a Juan José López en Juventud Antoniana pero, más allá de eso, la preocupación fue generalizada ante la poca claridad que tuvo el santo frente a Zapla jugando todo el segundo tiempo con un hombre más.
Para el técnico antoniano, la derrota ante los jujeños fue un golpe que llegó a tiempo para tratar de cambiar el rumbo de cara a lo que viene. "Creo que el partido se presentó como lo habíamos pensado y desgraciadamente en las pocas oportunidad que llegamos ellos se acoplaron bien atrás y no pudimos concretar. En dos llegadas, tuvimos la desgracia de que ellos nos hicieran los goles, estos son los partidos en los cuales ya nos conocen, ya saben cómo jugamos, se vienen a meter atrás, no es una crítica al planteo táctico del rival sino que nosotros tenemos que tratar de cambiar un poco, buscar la forma de entrarle a los rivales", sostuvo J. J. López, quien también lamentó: "Si ganábamos nos cortábamos un poco arriba, ahora se arrimaron varios equipos. Hay que seguir trabajando y pensar que están las posibilidades intactas. Se ha perdido un partido importante para tratar de alejarnos de Zapla y Gimnasia, eran tres puntos claves pero, como les dije a los jugadores, esto sigue, hay que seguir trabajando y el sábado tenemos que ir a buscar un resultado positivo en Catamarca para seguir arriba".
Fue la segunda derrota del santo en el campeonato y se pudo apreciar un vestuario golpeado y cabizbajo que el cuerpo técnico tendrá que levantar durante la semana.
"Tenemos que tener el espíritu alto más allá de la derrota. Hay que entender que estamos enteros porque si miramos la tabla, estamos segundo y con posibilidad de clasificar. No es que nos alejamos y hay que comenzar de nuevo, si hay que comenzar de nuevo en el sentido de planificar el partido que viene", señaló Jota Jota.
Con respecto al arbitraje de Fabricio Llobet, el DT antoniano no buscó excusas y remarcó que deberá rearmar el equipo de cara al próximo compromiso con San Lorenzo de Alem.
"No me gusta justificarme con los arbitrajes, no influyeron en nada en el resultado, los goles de ellos se concretaron bien. Sabemos que ahora no lo tenemos a Balvorín y a Cárdenas (ambos suspendidos) y hay que rearmar el equipo", dijo.
Si bien fue la primera derrota de Juan José López, el partido con el merengue fue uno de los más flojos de este campeonato; sin embargo, para el entrenador no fue tan así. "No creo que jugamos tan mal. Cometidos dos errores, que nos costaron los goles nada más. Ellos se metieron atrás, trataron de salir ligero, buscaron el error nuestro y lo consiguieron. Después se cerraron atrás, no conseguimos desequilibrar y crear opciones claras de gol, ellos (por Zapla), con diez hombres lo manejaron mejor al partido que con once", analizó.
Justamente, jugar más de cuarenta y cinco minutos con un hombre más no le alcanzó a Juventud para dar vuelta la historia, algo que debería ser un llamado de atención pensando en lo que viene.
"Uno se confía y cuando a los 5 minutos del segundo tiempo consiguen el primer gol, eso le dio ánimo a Zapla para seguir peleando el partido como lo estaban haciendo, fue un planteo inteligente del técnico de ellos, eso también es un mérito", sintetizó sobre el encuentro Juan José López.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia