Preciso y contundente, tanto en la carrera como en sus palabras. Este joven cordobés que logró ingresar a los "Guinnes" del Dakar al convertirse en el competidor más joven de la historia tras alcanzar el podio de la prueba más difícil del planeta, al obtener el segundo lugar en la edición 2015 en cuatriciclos, dialogó con El Tribuno y Alentandooo.com.ar, mientras disfrutaba unos días de descanso en la playa. Después viene otra gran competencia: rendir las materias que adeuda.


¿Qué sentís luego de lograr esta histórica hazaña?

Fue una gran meta. Mi primer Dakar en 2014 fue complicado, pero la verdad es que siempre trato de dar más de los que puedo. Me preparé físicamente desde marzo, con bicicleta, intenso trabajo físico, pesas y horas de entrenamiento sobre el cuatri, con la meta de mejorar mi ritmo. Sobre esa base, siempre esperé estar entre los tres o cuatro primeros de la clasificación final.

¿Tus comienzos en los cuatri?

Comencé a los 4 años y me apasionó mucho. Siempre trataba de estar cerca de este deporte y a los 14 competí mi primera carrera. Después seguí compitiendo hasta llegar al Dakar.

“Esta pasión por el cuatri la heredó de mí, hemos corrido varias veces juntos”. Carlos González, padre de Jeremías

¿Y el apoyo?

Los que más me ayudaron fueron mi papá y mi familia, que siempre estuvieron a mi lado. Tengo dos hermanos, pero ninguno se dedica a esto. Ellos están la empresa familiar y no les gusta los fierros.

¿Te sentís el sucesor de los Patronelli?

No, de ninguna manera. Son excelentes competidores. No me creo un sucesor, pero tengo ahora solo tengo grandes expectativas a largo plazo y me centro en las carreras que debo realizar. Además, hay cosas que a veces faltan para llegar al primer puesto.

¿Cuál fue el tramo más difícil del Dakar 2015?

El lugar más difícil fue en el Salar de Uyuni, en Bolivia, por el frío, la lluvia, el viento. Fue un lugar muy difícil y la pasé muy mal, como casi todos los competidores.

¿Y el tramo más tranquilo?

En realidad no había lugar tranquilo. Todos los lugares por donde recorre el Dakar no son nada tranquilo. Hay lugares en que la competición es más regular, pero en realidad "tranquilo" no es ninguna parte del recorrido.

¿Cuál es tu futuro en el Dakar?

Ahora voy a comenzar la preparación para ganarlo. Primero tengo que rendir las materias que adeudo porque mi mamá me puso condiciones para correr. La preparación para competir me va a lleva un año completo y voy a poner todo mi esfuerzo, y seguramente será mucho más de eso.

“‘Si no estudia, no corre. Eso no se negocia. Ahora tiene que rendir materias en febrero”. Sonia Ferioli, madre de Jeremías

¿Lo complementás con algún deporte?

No lo complemento con ningún deporte. Me fijo mucho en la parte física y entrenando de lunes a sábado todo el año y en realidad eso es lo que me lleva todo el tiempo. En mis tiempos libres juego un poco al fútbol.

¿Hincha de...?

Soy hincha de Independiente, siguiendo los pasos de mi papá. También tengo el corazón puesto en Talleres de Córdoba, al que a veces lo va a ver.

Las redes sociales explotan con tu nombre, al igual que las fans.

(Una carcajada lo hace ahogar) Ahora soy un poco conocido en las redes sociales pero no, estoy muy tranquilo. Menos mal que no estoy de novio, sino me estarían echando.

¿Cómo fue tu infancia?

Mi infancia siempre fue en Córdoba y sigo en ella, siempre con mi familia y mis amigos. Creo que fui muy afortunado.

¿Y tu sueño?

Mi sueño es seguir luchando por lo que me gusta y compitiendo en el Dakar. Espero lograr todos mis objetivos, para eso me preparo día tras día.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia