El santo dejó una imagen de mucha incertidumbre. No marcó la diferencia como debía para definir el serie de visitante y terminó igualando con Unión Villa Krause 1 a 1.
El futuro de Juventud Antoniana se oscureció nuevamente y el próximo fin de semana irá a San Juan con la obligación de ganar porque su rival tiene a favor la ventaja deportiva y clasificará directamente con otro empate.
Es verdad, el santo tampoco perdió y la ilusión, y si la hay, todavía está latente. Pero, para eso, el equipo que dirige J. J. López deberá mejorar, y mucho, aunque su DT prefirió hablar de merecimientos.
“Hicimos un buen partido con un rival duro que nos cortaba constantemente. Sabíamos que ellos iban a hacer ese juego y apostar a la pelota parada con Palacios y Nievas, que son jugadores de buena estatura y pueden sacar ventaja. Lo único que hicieron fue replegarse y está bien, no los critico porque es una forma de ver al fútbol”, dijo J. J. López, técnico de Juventud, en un análisis que no se asemeja mucho a la realidad del partido.
No se asemeja porque el santo no tuvo una idea clara de cómo vulnerar a Villa Krause y cuando pasó a estar arriba en el marcador la desconcentración le permitió a la visita llegar a la paridad.
La baja en el rendimiento del equipo, puntualmente en la segunda mitad, fue debido a que “se sintió un poco en cansancio físico porque permanentemente cortaron el juego”, volvió a subrayar el DT antoniano, quien luego le apuntó al árbitro: “En el primer tiempo Décimo (jugador de la visita) tendría haber visto dos amarillas. A veces los árbitros interpretan el fútbol así”.
Una vez que Villa Krause llegó al empate y Juventud no encontraba el camino para sacar diferencia, los plateístas hicieron escuchar su malestar pidiéndole a J. J. que realice alguna variante. “Uno no se puede manejar con las ganas del hincha, si fuesen por ellos jugamos con trece. Cuando el resultado no es a favor te piden los jugadores que están en el banco. El equipo estaba bien, a veces haces cambios cuando no lo está o si hay algún jugador cansado. Iturrieta salió por una molestia”, explicó el técnico.
La serie quedó abierta y Jota Jota confía que podrán lograr en San Juan el pase a la siguiente instancia: “Enfrentamos a un rival que vino a hacer su trabajo y lo logró. Nosotros tenemos que hacer el nuestro allá”, concluyó el técnico antoniano, pese a que el santo ya no tiene margen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia