El DT de Juventud, Juan José López, fue autocrítico con la actuación de su equipo, pero también hizo referencia a la enjundia especial que ponen los rivales ante el santo, a la jugada polémica del penal de Balvorín y a la mala -y típica- costumbre de los contrincantes-, en este caso Zapla, de esconder las pelotas para ganar tiempo cuando el resultado es favorable, yendo más allá y señalando estas “mañas” como un mal ejemplo para los jóvenes.
“Cada vez se nos harán más difíciles los partidos porque los rivales nos juegan a morir y es lógico y normal, por lo que representa Juventud. Tenemos que hacer hincapié en la semana a estar concentrados. Fijate la convocatoria del partido con Zapla. En el primer partido, contra un grande de Salta (Gimnasia) no hubo esta convocatoria. Eso significa lo grande que es Juventud y los jugadores que tiene este equipo, pero hay que seguir trabajando para mejorar”, expresó el Negro, enviando, de paso, un tiro por elevación para los albos.
“El de Balvorín fue penal. Yo estoy sobre el nivel de la cancha y lo conozco a Balvorín cuando se tira y cuando no se tira. Esta vez no se tiró. No quiero justificar una victoria con los árbitros, son humanos y se pueden equivocar. Hay partidos que duelen porque podría en este caso haber cambiado la historia”, dijo. “El fútbol es un juego, no una guerra. Y si nosotros pretendemos que la gente se acerque, los grandes, los dirigentes, cuerpos técnicos, tenemos que ser honestos para que los chicos sigan ese ejemplo. En Salta no va a pasar eso porque yo no lo permito. A los alcanzapelotas les dejamos un mal ejemplo y nosotros en este momento del país tenemos que educarlos y hacernos cargo. Si a un chico de 12 años le enseñás que esconda la pelota, ¿qué ejemplo le das?”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia