Con la participación de 1.800 corredores se desarrolló ayer la segunda etapa del Raid de los Andes que tiene un recorrido de 70 kilómetros por algunos de los más impactantes paisajes que tiene el norte argentino. Corredores de distintos puntos de la Argentina y también de otro países compiten durante tres días en alturas superiores a los 3 mil metros sobre el nivel del mar.-
Entre tantos corredores, algunos de mucha experiencia, es el salteño Jorge García quien manda en la competencia individual; fue primero en la etapa inicial y ayer volvió a quedarse con la victoria en la etapa que inició en Tumbaya y que finalizó en Purmamarca.
García cuenta con mucha experiencia en este tipo de competencias que ya tienen un lugar ganado en el ambiente deportivo.
Finalizada la segunda jornada el salteño impuso el ritmo de la competencia con un tiempo de 2h01m36s; el segundo puesto fue para Pablo Ureta con 2h02m21s y tercero se ubica Domingo Lamas con 2h03m03s.
Entre las damas se impone Laura Lucero con un tiempo acumulado de 2h14m35s, mientras que el segundo lugar es para la salteña Delfina Alvarez con 2h25m46s. El podio provisorio lo completa Virginia Galvez con 2h27m46s.
Cabe destacar que no solo se compite individualmente sino también por equipos. En el primer puesto de caballeros se ubica Barbeito's Team con un tiempo total de 2h14m35; en segundo lugar se ubica el equipo salteño KAS con 2h20m33s. El tercer puesto es para Zonda Serrano (2h23m28s).
En la competencia de damas manda Simbón Las Dulzuras Toma 2 con un total de 2h49m29s; el segundo puesto es I Love Runn con 2h54m26s, mientras que el último escalón del podio es de Las Pura Sangre con 2h54m32s.
Por último en la competencia de equipos mixtos lidera Correr Ayuda La Cabrita y El Gaucho (2h34m03s), más atrás se ubica Vivir para correr (2h41m26s) y el tercer puesto es de Simbrone Mix (2h34m38s).

Las voces de los líderes

Cumplida la segunda etapa y luego de recuperar fuerzas tras correr más de 20 kilómetros, García resaltó que la jornada fue exigente y que aún no está asegurado el título de la competencia.
“La verdad es que fue una etapa durísima. La segunda parte se complicó mucho porque era todo subida”, señaló el salteño. Luego agregó: “Pude hacer la diferencia en la bajada. A pesar de eso falta una etapa y puede pasar cualquier cosa”.
Por su parte, el cordobés Pablo Ureta destacó que fue de menos a más en la prueba. “Me costó mucho al principio por la altura. Yo siempre digo que la carrera no se acaba hasta llegar a la meta y a medida que avanzaba la prueba me fui sintiendo mejor y del sexto puesto llegué al segundo”, dijo el escolta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia