Jorge García es integrante del Servicio Penitenciario del pe­nal de Villa Las Rosas. Tiene 33 años y se desempeña en la Uni­dad de Traslados, pero su cable a tierra lo llevó a convertirse en uno de los mejores corredores de montaña y lo ratificó en la competencia Puna Inca Trail, donde terminó en lo más alto del podio.
Ni los siete días, seis etapas y 200 kilómetros intimidaron al único argentino que llegó co­mo invitado y que culminó por delante de los experimentados franceses Robert Marchetti y Bernard Cassetto en esta edi­ción que finalizó el lunes en Sa­linas Grandes.
Recién llegado a Salta, García, quien hasta hace tres años atrás corría maratones en calle, dialogó con El Tribuno sobre la preparación y el desenlace de la carrera.
"Comencé a preparar esta competencia hace aproxima­damente cinco meses corrien­do por el cerro San Bernardo, el campo militar y la ciclovía que está camino a San Lorenzo. Por suerte hay muchos lugares y aproveché el paisaje que tene­mos en la ciudad".
"La primera idea era terminar la carrera de la mejor forma. Esa era mi meta, pero a medida que fueron pasando los días me adapté al clima y las cosas realmente me salieron muy bien", dijo García.
Según el corredor, la etapa más dura fue la de San Antonio de los Cobres, más precisa­mente en la zona del Viaducto La Polvorilla, con una altura aproximada a los 4.000 metros".
Jorge pudo pasar la parte más complicada y desde ahí empe­zó a darse cuenta de que podía llegar a ganarla, especialmente en las etapas de Tolar Grande y Tumbaya a Purmamarca.
"En esos trayectos pude sacar una ventaja importante porque luego quedaba la última parte de Salinas Grandes que tam­bién me pareció eterna. En ese lugar corrés y parece que es in­terminable porque no hay na­da alrededor".
Finalmente pudo lograr el tan esperado primer puesto que le abrirá puertas a otras compe­tencias de gran magnitud.
Sin embargo, García está sere­no y lejos de sentirse el mejor, agradeció "a las autoridades del Servicio Penitenciario y a mis compañeros de la Unidad de Traslado por el apoyo que me brindan y también a quie­nes me ayudan a perfeccionar­me", cerró.
La meta será llegar a un Mun­dial si es que los sponsors le to­can la puerta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia