Seis espectadores resultaron heridos ayer mientras contemplaban el paso de las unidades del Campeonato Mundial de Rally en Córdoba, aparentemente en una zona vedada, a causa de un espectacular vuelco protagonizado por el neozelandés Hayden Paddon en el segundo paso del día por el tramo Capilla del Monte-San Marcos.
El conductor del Hyundai i20, quien no pudo controlar la unidad tras encarar una curva a gran velocidad, resultó ileso, al igual que su copiloto, el también neozelandés John Kennard. Según precisó a Cadena 3 de Córdoba Diego Concha, director de Defensa Civil de la Provincia, "cuatro de los heridos fueron trasladados vía aérea y terrestre al hospital Domingo Funes, mientras que otros dos se encuentran en el hospital de Cruz del Eje".
Por su parte, el ministro de salud cordobés, Francisco Fortuna, contó que hay una persona con "fractura expuesta de tibia y peroné" y otra "con una fractura de tibia y peroné, traumatismo cerrado de tórax, y una herida punzante que está siendo tratada quirúrgicamente".
Al parecer, los espectadores estaban ubicados detrás de la cinta roja que marca una zona de riesgo y peligrosa.

La competencia

El británico Kris Meeke, con un Citroën DS3 WRC, continúa como líder en la clasificación general, tras disputarse ayer el día 3 del 35º Rally Mundial Argentina, y de no tener mayores inconvenientes en los 32,64 kilómetros que se disputarán hoy, se quedará con el triunfo, mientras que su compañero de equipo, el noruego Mads Ostberg, sigue como escolta a 38s 6/10.
La carrera, valida por la cuarta fecha del Campeonato Mundial, tuvo el viernes pasado el temprano abandono del actual bicampeón y puntero del certamen, el francés Sebastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC), quien ayer se reenganchó y ganó el primer tramo de la mañana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia