El vicepresidente de Boca Juniors, Juan Carlos Crespi, cuestionó a Juan Román Riquelme porque, según su parecer, "siempre hizo lo que quiso, jugó cuando quiso, se fue cuando quiso. Es así, hace lo que quiere". Y agregó: "Por más que se hubiera hecho lo imposible para que se quede, si no se quería ir, no se iba".

El dirigente también se refirió a su relación con otro de los grandes ídolos del club, Carlos Bianchi. "En Boca, desde que entró Bianchi al vestuario, yo no tuve más participación en nada. Bianchi tenía problemas conmigo".

Sobre la posible vuelta del Apache, aseveró: "En Boca tenemos que traer hombres, no nombres. Hoy traes a Tévez, pero si no lo rodeas de hombres, no va a rendir. Se cae de maduro, vos no podés traer a Tévez y ponerlo en este equipo". Y como posibles nombres, además del actual delantero de la Juventus, mencionó a Facundo Roncaglia e Insaurralde como dos jugadores a los que les gustaría volver a ver con la camiseta azul y oro "no sé si en el 2015, pero sí en 2016", aseveró.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia