Nacido y criado en la entidad verde y blanco, Juan Franco Morosini se ha transformado en los últimos días en otro deportista de élite que partió de su Salta natal para triunfar afuera.
En este caso, el jugador de Universitario Rugby, fue seleccionado para integrar el plantel del seleccionado argentino de rugby seven, conocido como Los Pumas 7, en la localidad veraniega de Viña del Mar chilena, donde los albicelestes salieron campeones de la mano del salteño, quien tras dar la vuelta, dijo a El Tribuno que "fue una emoción que pocas veces sentí en mi vida".
El arranque del torneo para los rápidos había comenzado el sábado para Argentina con dos victorias ante Estados Unidos y Canadá.
Sin embargo el primer cachetazo se produjo un juego después ante los siempre difíciles Springboks y luego se vinieron tres triunfos consecutivos para levantar la copa en tierras trasandinas.
El primer obstáculo que superaron fue Uruguay al que derrotó sin despeinarse por una diferencia de 29 a 5.
Un rato más tarde, en el segundo encuentro del domingo se enfrentaron nada menos que ante el dueño de casa, pero lejos de salir a especular, obtuvieron una diferencia aún por mayor margen, ya que el tablero marcó un contundente 35 a 7 para los argentinos.
Tras esas victorias llegó la final de la Copa de Oro, donde Los Pumas Seven se enfrentaron a la sensación del certamen, Brasil, que venía dando qué hablar.
Sin embargo el gran trabajo argentino no dejó lugar a dudas ni a sorpresas de los del vecino país, porque nuestros representantes lograron vencer por 33 a 12 y gritaron campeones en tierra ajena.
Los otros conjuntos que festejaron son Estados Unidos en la Copa de Bronce y Sudáfrica hizo lo propio al obtener la Copa de Plata.

"Disfruté mucho"

Ya en tierras argentinas y a punto de volar desde el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery de Capital Federal, Juan Franco dialogó con este matutino y se mostró feliz por el título logrado.
"La verdad es que el torneo estuvo muy bueno. Disfruté mucho, todavía lo disfruto y seguramente voy a disfrutar más adelante de haber compartido con el grupo".
"El Seven en sí fue muy lindo y ni hablar de lo que significa representar al país poniéndome la camiseta de Los Pumas. Realmente ahora la pasé muy bien", comentó el actual hombre de Universitario de zona norte.
Con respecto a su citación al equipo argentino, Morosino confirmó que esté campeonato que acaba de terminar "es mi segundo Seven", aunque aclaró que "antes había ido a varias concentraciones con Los Pumas".
Jugar en tierras trasandinas y poder lograr el campeonato es algo que no se vive diariamente, por eso el único salteño presente en el plantel volvió a remarcar su estado emocional al levantar la copa: "Fue una alegría enorme, esto es tremendo y es una emoción que muy pocas veces lo había podido conseguir".
Ya en el avión que lo depositó en esta ciudad a última hora, Juan Franco dijo que "apenas llegue voy a ir a saludar a los chicos del club (Universitario). Voy a ver a que hora llego, pero no creo que pueda asistir al entrenamiento".
Este año será un 2016 intenso para Los Pumas en sus diferentes actividades y por eso el salteño sueña con volver a ser convocado y tener continuidad con el plantel. Otros, como es el caso de Manuel Plaza (hombre del Jockey Club), también esperan el llamado.
Sin embargo habrá otro comprovinciano que por cuestiones contractuales no vestirá la albiceleste: Juan Figallo.

Salta, una vidriera

Juan Franco Morosini fue convocado y después de varios entrenamientos salió campeón con Los Pumas Seven en Chile. Lejos de olvidarse de sus inicios, sabe que deberá entrenar duro en su club para poder ser llamado nuevamente.
"En las próximas horas tenemos que empezar a prepararnos para el Torneo del Interior y para el Regional del NOA. En uno de los dos frentes tenemos que tratar de salir campeones. Dejar a Salta en lo más alto también te da vidriera".


¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia