Los jugadores del Racing 92, los neozelandeses Dan Carter y Joe Rokocoko y el argentino Juan Imhoff, declararon este miércoles ante la comisión de lucha contra el dopaje de la Federación Francesa de Rugby (FFR) sobre los rastros de corticoides encontrados en sus orinas hace cuatro meses, informó una fuente próxima del caso. La decisión de los cinco jueces de la comisión de la FFR será enviada por correo certificado a los jugadores "a principios de la semana próxima", precisó la federación.
Los tres jugadores, acompañados cada uno de un abogado y de un representante del club, fueron sucesivamente escuchados por la comisión en la sede de la FFR, en Marcoussis, en la periferia de París. Los cinco jueces, incluido el presidente Robert Antonin, deben determinar si las cantidades de corticoides encontradas en sus orinas corresponden a lo que declaró el Racing 92.
El control había sido realizado por la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD) al término de la final del Top 14 ganada frente a Toulon el 24 de junio en Barcelona (29-21). Si la comisión estima que no hay concordancia entre las informaciones recibidas y el resultado de los análisis, los jugadores podrían ser suspendidos. La AFLD y el club podrían entonces apelar.
Los corticoides son prohibidos en competición sin Autorización de Uso Terapéutico (AUT) cuando son utilizados por vía sistémica (oral, intravenosa, intramuscular o rectal), pero autorizados por vía local (articular,-tendinosa, epidural, cutánea o inhalada). En el segundo caso, el club debe declarar su toma en el momento del control, lo que el Racing 92 asegura haber hecho.
"Se trata de tratamientos administrados por vía autorizada, en respuesta a patologías, varios días antes de la final del Top 14 y que no necesitan AUT", había indicado el club parisino en un comunicado el 7 de octubre, el día en que el diario LEquipe reveló este caso. Según Canal+, la tasa de prednisolona, un corticoide, encontrada en la orina de Dan Carter, doble campeón del mundo con los All Blacks y elegido tres veces mejor jugador del mundo fue de 81 nanogramos por mililitro, 49 en Rokocoko y 31 en Imhoff, cuando el límite fijado por el código mundial antidopaje es de 30.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia