El héroe de la tarde, el delantero que empezó a pagar con goles su estadía en Gimnasia y Tiro para hacer ilusionar a los hinchas en este inicio de temporada, fue la gran figura del clásico frente a Central Norte.
Juan Martín Amieva nació hace 27 años en la provincia de San Luis y llegó al albo para tratar de hacer que no se extrañe mucho a Leandro Zárate, el gran goleador de Gimnasia que hoy se encuentra lesionado.
"La verdad que esto me pone contento, estoy confiado y confío en mis compañeros. Vamos a tratar de hacer las cosas de la mejor manera para llegar lo más lejos que podamos", remarcó Amieva, quien se refirió a la competencia con los otros delanteros en el plantel: "Es una pelea sana en el equipo, es tratar de ganarse el puesto, gracias a Dios me dieron la confianza a mi y pude ratificar eso con creces".
Con respecto al encuentro frente al cuervo, el atacante sintetizó: "Hicimos las cosas mejor, por ahí en el primer tiempo no lo hicimos como lo veníamos planificando, pero en el segundo fuimos ordenados, que es lo principal que nos pide el Chaucha (Bianco, el DT) y tratamos de tener la pelota. Los chicos que entraron lo hicieron muy bien y eso demuestra que estamos todos comprometidos por una causa".
Gimnasia debe dar rápidamente vuelta la pagina y enfocarse en el próximo rival, Juventud, que llega golpeado al inicio del Federal A.
"Se viene otro clásico y no importa cómo llegue cada uno, los clásicos hay que jugarlos y ellos lo van a querer ganar tanto como nosotros. Ellos van a dejar todo al igual que nosotros, pero sabemos que los tres puntos deben quedar en casa".
Con respecto al envión por el arranque, Amieva fue cauto.
"Nos hace muy bien anímicamente ganar, pero todavía no se dio el otro paso para clasificar. Ahora vamos a tratar de sumar frente a Juventud y después pensar en la revancha con Central Norte", dijo cauteloso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia