El defensor Juan Pablo Cárdenas se recuperó de una lesión y en la mañana de ayer entrenó con normalidad junto al resto de sus compañeros. El zaguero central del equipo antoniano que dirige J. J. López está prácticamente en condiciones de ser de la partida en el clásico con Gimnasia y Tiro. Otro jugador que ya podría quedar a disposición del técnico es Carlos Ramadán, quien el lunes ya podría sumarse al trabajo de todo el grupo, aunque se deberá evaluar si estará para jugar.
Raúl Gorostegui es el más complicado para el debut contra el albo, por una severa molestia muscular. Y en este caso J. J. López viene probando como defensor en este sector de la cancha a César More, entre los titulares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia