La frase es muy cierta: "No hay que escupir para arriba...". Cuando el gobernador Juan Manuel Urtubey aseguró en diciembre pasado en un canal de TV que "mi hija es de Central Norte, que es una cosa espantosa, bueno, su mamá es de Central Norte, que se va a hacer", no pensó que esa frase impactaría en muchos corazones cuervos de manera negativa.
Chiste o ironía, la frase no fue bien digerida, aunque venga de un "ultrasanto" como es el mandatario. Quizá por eso el gobernador debió cambiar el mensaje, primero ante la hinchada cuerva y luego ante el sentimiento de su hija a quien acompañó al club de Entre Ríos para recibir el carnet de socio Nº 6.944. Y sí, tuvo que aceptar el trago amargo, sabor a derrota.
Urtubey fue recibido por el titular del club, Héctor D' Francesco, donde en la oficina de socios le dieron el carnet de socia a la hija y otro para su esposa, quien no pudo asistir al evento.
Luego, Urtubey recorrió las instalaciones del club de barrio norte, ingresó al campo de juego donde D' Francesco le obsequió una camiseta de Central Norte a la niña y otra para su madre. En la corta ceremonia también estuvo presente actual cuerpo técnico cuervo y algunos jugadores.
En el recorrido, el gobernador escuchó las ideas que tienen los dirigentes para mejorar la institución.
Los tiempos cambian y hay que aceptarlos...

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia