El profesor de judo Juan Carlos Bianchi es tercer dan y lleva toda una vida trabajando para y por las artes marciales. Ahora lleva a cabo una interesante propuesta: dicta clases "para la defensa personal femenina a través del trabajo de judo" y con un único fin, luchar contra la violencia de género.
"Geiko es prevención, aprendizaje o aviso, en japonés y de eso se trata. La idea nació por una lentitud institucional de las autoridades, ya que se ofreció como proyecto al Concejo Deliberante, a Derechos Humanos y a la gente encargada de las marchas Ni una Menos, pero no obtuve respuestas", señaló el profesor de judo.
Bianchi dicta clases en un estudio en calle Caseros 38, en una academia en avenida San Martín 428 y en los gimnasios de Santiago del Estero 635 y avenida Belgrano 870.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia