El jugador de Almagro Franco Quiroz fue internado en el hospital Ramón Carrillo por un balazo de goma en la cabeza que recibió cuando intentaba mediar en los incidentes entre hinchas de su equipo y efectivos policiales, a poco del final del partido de esta tarde con Atlético Paraná por la 19na fecha del torneo de la Primera B Nacional de fútbol.

Embed

"Quiroz tiene un perdigón incrustado en la cabeza y fue trasladado al hospital Carrillo", informó el presidente de Almagro, Julíán Romero.
Según informó oficialmente a Télam el jefe de prensa del club, Héctor Liotta, "Quiroz ya está mejor, los médicos le extrajeron el perdigón que tenía incrustado en la cabeza, se le realizó una tomografía computada y luego fue dado de alta".
"Al iniciar el partido percibí una situación difícil, desde la Aprevide nos habían comunicado que habían detenido a una parte de la barra, y presentía que podía terminar mal", remarcó el presidente de Almagro.
La barra brava arribó al estadio "sin carnet, ni entradas" y por eso se quedó afuera, según afirmó el propio dirigente.
"Conté 28 policías y nosotros pagamos 100. Esto pasa siempre, uno contrata una cantidad grande de efectivos y la realidad es otra. Los operativos tienen que desarrollarse como corresponden para garantizar la seguridad de todos", apuntó.
"La barra se trepó por una pared e ingresaron a la cancha. Luego quisieron llegar a donde estaban los dirigentes visitantes y por eso les avisé a los policías", detalló el directivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia