En un partido disputado por Alavés y Alcorcón, válido por la Segunda División de España. Rafa García, representante del combinado local, sufrió un tremendo golpe que desencadenó en convulsiones y la fractura craneal con hematoma epidural. Tras un envío aéreo producto de un tiro de esquina, García recibió un golpe imprevisto por parte de Vardés, marcador central de la visita, y asustó a más de uno. Inmediatamente quedó tendido e inconsciente en el suelo, ante el desconsuelo de compañeros, futbolistas contrarios y el público que asistió al estadio. Rápidamente ingresaron los médicos al campo, lo 'cargaron' a la ambulancia y lo trasladaron de urgencia al hospital más cercano. Afortunadamente, el hombre en cuestión está estable y su vida no corre peligro, más allá del violento impacto sufrido en el encuentro. Aunque sigue en observación para cotejar su evolución, los profesionales de la medicina comunicaron buenas noticias sobre su salud y le darían el alta en las próximas horas.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia