Otra final tiene que jugar esta tarde Juventud Antoniana frente a Mitre de Santiago del Estero desde las 17, en el estadio Padre Martearena. Es otro partido clave que debe cumplir el santo contra los santiagueños en su afán de mantener las aspiraciones intactas en la búsqueda del ascenso directo.
Y en esta presentación con su gente, Juventud está obligado a sumar nuevamente los tres puntos en juego con un rival que también llegó a Salta con las mismas pretensiones. Son dos puntos que separan a los antonianos de un adversario que sabe que tienen que hacer un esfuerzo extra para no perder sus ilusiones, aunque la distancia con los punteros del grupo es más amplia.
Por lo tanto, Juventud se encontrará en el campo de juego con un rival complicado y deberá marcar presencia desde el primer minuto, imponiendo la iniciativa como una propuesta acertada y que permita lograr una producción acorde a la necesidad de conseguir una victoria.
Además, Juventud todavía no mostró la buena tarea que les cupo a sus jugadores (tanto en el juego colectivo como individual) durante la fase anterior del torneo, aunque contó con algunos atisbos en el clásico cuando le ganó a Gimnasia y Tiro por dos a cero, y es una deuda que se considera pendiente, dado que la instancia que transcurre del campeonato ya nadie está en condiciones de regalar nada.
Pero para el Beto Pascutti la semana de trabajo resultó bastante complicada por lesiones y expulsiones. En cuanto a las dolencias, el entrenador se quedó sin hombres como César Montiglio (podría volver en el próximo partido) y sin Marcos Navarro (se perderá el resto del campeonato). Y en el mediocampo en esta oportunidad tampoco contará con el Arenero Héctor López (todavía le queda una fecha de suspensión) y Matías Ceballos (expulsado el domingo pasado y con dos fechas de inhabilitación). Entonces, el DT tuvo que recurrir a la experiencia del ex Boca Juniors Julio Marchant para recorrer el carril derecho y dos hombres de la casa, como Oscar Domínguez y el Guti Ortiz, para cubrir las posiciones de doble cinco, quienes ya conocen este tipo de batallas y responsabilidades.
Y el as de espada de los últimos partidos de Juventud fue el Ratón Gustavo Ibáñez, privado de jugar este encuentro por acumulación de cinco amarillas. Una sensible baja y por la que Pascutti se vio obligado a realizar otro movimiento en el esquema de juego, porque para esta oportunidad optó que Nicolás Aguirre sea el acompañante de Gustavo Balvorín en la zona de ataque. De ningún modo el cambio debería resentir el ordenamiento táctico, porque el Nico Aguirre últimamente contribuyó con goles y rápidamente se adaptó a lo que el técnico utiliza como mensaje para encontrar las respuestas adecuada de sus dirigidos, desde la concepción que demanda cada presentación.
Todo un reto para quienes estarán desde el arranque en el once santo y, por ende, para mantener inalterable el propósito de todo el grupo.
Todavía están en juego doce puntos y Juventud mantiene su ilusión a cuesta para conseguir el logro preciado que otorga el tetradecagonal del Federal A. La esperanza también se trasluce desde las gradas y bajo ese signo hoy se encuentra frente a un nuevo desafío. En una recta final las excusas quedan de lado. La obligación es ganar o ganar, porque ni siquiera un empate sirve luego para calmar tanta ansiedad.
Por lo tanto, con el respaldo de su masa de seguidores, que están invitados a la gran cita, el santo tendrá que demostrar que quiere seguir en carrera y dispuesto a jugarse por un resultado favorable.

JUVENTUD MITRE (SdE)

M. Maino L. Tombolini
A. Bellone R. Nicola
J. P. Cárdenas F. Carballo
G. Stang J. Nievas
R. Gorostegui J. Scolari
J. Marchant A. Max
O. Domínguez G. López
G. Ortiz M. Frejuk
R. Gómez M. Galvaliz
N. Aguirre F. Juárez
G. Balvorín A. Toloza

DT: A. Pascutti DT: R. Bilbao

Estadio: Padre Martearena
Arbitro: Guillermo González.
Asistentes: Federico Cuello y Matías Bianchi
Hora de inicio: 17


¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia