Ante la duda que se planteó, si Franco Sosa se queda o se va de Juventud, rápidamente, la dirigencia antoniana salió en la búsqueda de un jugador que cubra la posible vacante, aunque la idea de contar con el servicio de un defensor se puso latente cuando se decidió que Leonardo Gómez y Juan Cassarini no iban a seguir en el club. Entonces apareció el Satanás Javier Páez como una alternativa, pero que Ángel Muratore (miembro del departamento de fútbol) descartó de plano su arribo al santo.
Al quedar sin efecto lo del Satanás Páez, Juventud movió los hilos para acordar la incorporación de un defensor de larga experiencia en los torneos de ascensos y Ángel Muratore mantendrá hoy una comunicación con el Polaco Gastón Stang, quien quedó libre de Estudiantes de San Luis, club con el que consiguió los ascensos del Torneo del Interior al Argentino B y de esta categoría al Argentino A.
De todos modos, Muratore establecerá la primera charla con Stang para conocer sus pretensiones económicas y algunas otras cuestiones para ver si se acerca la posibilidad de que este jugador se sume al santo.
Sobre la situación de Franco Sosa, desde Juventud se informó que el jugador viajó a Colombia y arregló con el Cucuta que milita en el fútbol de ascenso de aquel país un contrato por una serie de partidos donde se define el pasaje a la máxima categoría. Sosa les comentó a los dirigentes antonianos que si no se consigue este logró tiene en mente regresar para seguir jugando en el club salteño el próximo Federal A.
En el tema de las nuevas incorporaciones en Juventud todavía están a la espera la respuesta del delantero Germán Weiner, ex-Central Norte, actualmente en Libertad de Sunchales. Y en cuanto a otros refuerzos se prevé avanzar en el transcurso de la semana porque es intención en la Lerma cerrar estos trámites para comenzar a cubrir el cupo que ya cuenta con el Arenero Héctor López, Juan Carlos Carrizo y Andrés Quintero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia