La dirigencia antoniana ya tiene decidido que la revancha del clásico con Gimnasia y Tiro, en el estadio Padre Martearena, programado para el 5 de octubre próximo, se juegue solamente con público local. Es decir que este partido del santo como local, válido por la sexta fecha de la fase clasificatoria del torneo Federal A, no podrán asistir los hinchas de albo.
Si bien aun quedan dos fechas para que llegue nuevamente la segunda confrontación por los puntos entre antonianos y millonarios, otra vez surgió la polémica, pero los directivos del club de la Lerma, ya la vez pasada pegaron el grito en el cielo por el incremento de las entradas en el partido que ambos equipos disputaron el 4 de septiembre pasado en el Gigante del Norte y donde la mayoría que copó el estadio fueron los hinchas de Juventud.
En el tiempo que queda, con el transcurrir de los días y viendo el acompañamiento de la gente que podría llegar hasta el Martearena para alentar al equipo que conduce el Chaucha Bianco, existe como alternativa que Juventud pueda cambiar de opinión.
El argumento de los antonianos es evitar mayores costos con respecto a la seguridad y de acuerdo a análisis previos con la convocatoria actual de Gimnasia y Tiro, no se alcanza a cubrir lo que demanda un operativo con una mayor cantidad de policías.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia