Juventud Antoniana está obligado a dar cuanto antes vuelta la página. Debe reaccionar pronto y ya no tiene márgenes para el error después de la dura derrota con Talleres de Córdoba en el Mario Kempes, la segunda en el tetradecagonal en apenas cuatro fechas, lo que componen un arranque malo e irregular para un equipo que llegaba con expectativas mayúsculas por la impecable primera ronda que realizó en el torneo Federal A.
Su mal juego y su pobre producción en la Docta debe quedar archivada; porque en definitiva el equipo tiene material, orgullo y calidad de sobra y, en definitiva, está solo dos puntos por debajo de los líderes Talleres y Juventud Unida de San Luis. Por lo tanto, las chances están intactas y no debe dormirse más.
La oportunidad para reivindicarse del santo será el domingo, cuando reciba a Unión Sunchales en el estadio Padre Martearena, por la quinta fecha del reducido -jugaría a las 16, una hora antes de la presentación de Gimnasia y Tiro frente a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo-.
Y si bien el DT Alberto Pascutti deberá suplir la sensible baja de su goleador Gustavo Balvorín, expulsado ante Talleres en Córdoba, espera por dos regresos: Matías Ceballos podrá retornar tras su suspensión, al tiempo que en la semana el cuarpo técnico evaluará con atención a Gastón Stang, para ver si llega en condiciones tras la lesión que lo viene marginando.
Por su parte, Gabriel Pérez Tarifa es el indicado para relevar a Ring.Ring ante los sunchalenses.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia