Por los incidentes que se suscitaron el domingo pasado en Palpalá, Juventud Antoniana, realizó ayer el descargo correspondiente ante el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal del Fútbol Argentino.
A raíz de la activa participación que tuvieron los hinchas salteños, quienes en dos oportunidades hicieron parar el juego en una la interna que se trasladó hasta la ciudad jujeña con un saldo de varios heridos, al finalizar el partido con Zapla el árbitro Ariel Montero elevó un amplio informe que provocó el enojo de las las autoridades del organismo deportivo nacional, porque no es la primera vez que los simpatizantes antonianos incurren en estos hechos vandálicos.
La defensa antoniana argumentó en el escrito que lo más lamentable sucedió con el ingreso de algunos hinchas a la cancha para pedir camisetas a los jugadores, anormalidad que también quedó reflejada en los puntos que el árbitro Montero redacto en la planilla, que posteriormente hizo llegar al Tribunal de Disciplina.
Aparentemente solo se aplicará una sanción económica a Juventud, como así también a Zapla, y el fallo recién se conocerá la próxima semana.
De todas formas, las peleas internas en la hinchada de Juventud pusieron en alerta a los dirigentes de San Lorenzo de Catamarca, quienes anunciaron que no permitirán la presencia hinchas visitantes en las tribunas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia