El plantel de Juventud Antoniana regresó esta mañana a los entrenamientos en el predio del hotel de la Liga y el mediocampista Julio Montero practicó en forma normal con el resto de sus compañeros. El jugador, aparentemente superó el malestar meniscal en la rodilla derecha, por lo que no tendría inconvenientes de que pueda continuar jugando entre los titulares en el equipo antoniano, en el partido de ida por los cuartos de final del torneo Federal A, con Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, programado para el lunes a las 22, en el estadio Padre Martearena.
En el grupo santo reina un optimismo a pleno, después de haber conseguido la clasificación en San Juan, por lo que ahora el objetivo inmediato es el compromiso con los de Villa Ramallo, otro duro escollo, pero por lo que Juventud demostró frente Unión Villa Krause, la esperanza se agiganta para la disputa de la próxima instancia del campeonato.
El plantel santo seguirá mañana con la preparación en vistas al encuentro con los de Villa Ramallo y en tal sentido la actividad fue programada en una de las cancha auxiliares del estadio Padre Martearena.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia