Los seis puntos que todavía están en juego hasta el final del tetradecagonal es la carta que el equipo antoniano se jugará para mantener aspiraciones de ingresar entre los cuatro primeros para la disputa de los play-offs. El santo jugará primero en Salta con Chaco For Ever, que ya no tiene chances de lograr una mejor ubicación y luego cerrará la serie con Cipolletti, en Río Negro, rival que también ocupa los últimos puestos en las posiciones. Pero el santo viene con actuaciones de un bajo nivel y está obligado a encontrar el perfil de equipo para levantar cabeza.
La presentación de Juventud en Bahía Blanca arrojó que Cesar Montiglio (reemplazado por Nico Aguirre) pidiera cambio por una indisposición estomacal y el Mudo Edgardo Galíndez terminó con un golpe.
El plantel santo regresó ayer de Bahía Blanca y hoy, en turno matutino se sumará el grupo de trabajo Rubén López, el nuevo preparador físico.
López, reemplazará en la función a Gabriel Bistolfi y tendrá la dura tarea no solo de reforzar la preparación de los jugadores sino también colaborar con el Beto Pascutti en la cuestión mental para encarar de la mejor forma los dos últimos compromisos que quedan en esta parte del torneo.
Cabe recordar que Pascutti para el partido con los chaqueños tendrá a disposición al capitán Juan Pablo Cárdenas y Matías Ceballos, quienes cumplieron sus respectivas sanciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia