¡Quién no cometió un pecado en su juventud!. Pero sirven de experiencia, como le pasó ayer al joven arquero de Gimnasia y Tiro, que de ahora en más sabrá que en los clásicos no se deben cometer esos errores.
Es que el pleito salteño pintaba para un empate en blanco, pese a que Juventud Antoniana se mostraba más armónico, hasta que a los 21 del segundo tiempo, Darío Sand cometió un doble error en la misma jugada al despejar a medias un centro sobre el área chica y derribar a César Montiglio en el afán de recuperar la pelota. Claro penal, que Gustavo Balvorín, con su experiencia a cuesta, no perdonó y desató la fiesta antoniana.
Esa jugada fue la visagra del clásico, porque Juventud se "agrandó" y Gimnasia se desarticuló. Porque el Arenero López comenzó a manejar los hilos del partido, bien acompañado por Matías Ceballos y respaldado por un impecable Juan Pablo Cárdenas. En Gimnasia, en tanto, Daniel Ramasco y Pablo Motta dejaron de influenciar en la zona media y el equipo quedó partido en dos.
Juventud Antoniana le ganó a Gimnasia y Tiro con un gol de penal

El primer tiempo fue más parejo, aunque con pocas llegadas a los arcos. Gimnasia insinuó algunos intentos ofensivos al comienzo a través de la velocidad de Flores, Bielckiewicz y Caputo que abrían la cancha y complicaban al grandote Stang. Pero con el correr de los minutos comenzaron a prevalecer los volantes antonianos, guiados por el Arenero, y tratando de sorprender vía Ibáñez o Ricky Gómez.
En el segundo se hizo más notorio el predominio antoniano, aunque sin crear situaciones de peligro sobre el marco de Gimnasia. El albo no tenía volúmen de juego y apelaba a los pelotazos buscando a Zárate o a Bielckiewicz, que fueron neutralizados por Bellone y Cárdenas. Tras el penal el técnico albo hizo ingresar a Prieto y a Diego Núñez para sumar gente en el ataque, pero muy desordenados, muy desesperados, como Villarreal que cometió el pecado de hacerse expulsar.
Pero los clásicos son clásicos. Porque Gimnasia pudo haber tenido su oportunidad en el primer tiempo cuando Cárdenas derribó a Flores dentro del área, en claro penal, pero el árbitro consideró que hubo mano previa del jugador de Gimnasia. No así en el área de enfrente, que tras el "pecado de juventud" llegó el penal que definió el clásico a favor de los santos.

GIMNASIA 0 - JUVENTUD 1
D. Sand (4) - M. Maino (6)
F. Vega (5) - O. Bellone (6)
M. Ocaño (6) - G. Stang (5)
G. Suso (6) - J.P. Cárdenas (7)
E. Bassi (5) - R. Gorostegui (5)
F. Flores (6) - C. Montiglio (6)
D. Ramasco (6) - H. López (8)
P. Motta (5) - M. Ceballos (6)
D. Bielckiewicz (6) - G. Ibáñez (6)
L. Zárate (5) - G. Balvorín (6)
D. Caputo (5) - R. Gómez (5)
DT: L.Rueda - DT: A.Pascutti

Gol, ST: 21‘ Balvorín, de penal (JA).
Cambios, ST: 5’ R. Villarreal (4) por Caputo y 15’ H. Prieto por Bielckiewicz (G), 19’ M.Navarro por Gómez (JA), 25’ D.Núñez por Vega (G), 30’ J.Marchant por Ibáñez y 35’ J.Quinteros por Balvorín (JA).

Jornada: 8ª fecha
Estadio: Gimnasia y Tiro
Arbitro: Pablo Echeverría

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia