En Juventud Antoniana abunda la preocupación. No pudo vencer en condición de local a un limitadísimo San Lorenzo de Alem, el último de la tabla. No tuvo los argumentos futbolísticos para hacerlo y los desaciertos defensivos fueron determinantes, pese a que su entrenador, Juan José López, rescate su debut como DT del santo como positivo y haya ponderado la actitud de sus dirigidos.
A esta altura del campeonato con la actitud no alcanza y menos en Juventud. No basta cuando este atributo no está respaldado con una propuesta futbolística convincente que hasta el momento no apareció.
Pero el estratega del santo dio en la tecla en sus declaraciones post-partido al reconocer que hay mucho por trabajar, corregir y mejorar. Y que para ello se necesita tiempo, aunque los tiempos hoy en día no sobran, con la vorágine exigente y resultadista que impera y los márgenes acotados de los calendarios.
El domingo Juventud tendrá un partido clave en el que está obligado a ganar, nada menos que el clásico con Gimnasia y Tiro, en el Martearena. Deberá tomarse revancha del albo, rival que lo amargó en la primera rueda de partidos ganándole con contundencia y que también llega exigido.
Habrá que ver en la semana si "Jota Jota", que hasta el momento mostró hermetismo en sus prácticas evitando filtraciones sobre su trabajo, decide meter mano en el equipo habida cuenta los flojos rendimientos o si seguirá apostando por los mismos nombres que no pudieron con el ocotero catamarqueño.
Jorge Serrano, expulsado precisamente en ese primer clásico de la temporada con el albo, cumplió su sanción y estará a disposición de López como alternativa en la defensa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia