El plantel de Juventud Antoniana partió en la tarde de hoy rumbo a San Luis, donde el sábado, desde las 16, visitará a uno de los candidatos del tetradecagonal del torneo Federal A, por la novena fecha.
Pero el santo no está solo. Y sus hinchas se lo hicieron notar. Es por ello que un poco más de 300 fanáticos antonianos acompañaron al equipo de Alberto Pascutti en las instancias previas al viaje y los despidieron con calor, cariño, euforia e ilusión mientras el micro con la delegación santa partía hacia tierras puntanas. Banderas, bombos e insignias azul, marrón y blancas predominaron en la cálida despedida.
Es que Juventud renovó sus esperanzas e infló el pecho con su victoria en el clásico con Gimnasia y Tiro y quedó solo a dos puntos del puesto del primer ascenso a la B Nacional, expectante con la gloria tantas veces añorada y que se le viene negando al club de Lerma y San Luis desde hace una década.
El plantel antoniano viajó con una delegación compuesta por 18 jugadores: Mariano Maino, Agustín Bellone, Juan Pablo Cárdenas, Gastón Stang, Raúl Gorostegui, Nicolás Aguirre, Jorge Serrano, Matías Ceballos, Ricardo Gómez, Gustavo Ibáñez, Gustavo Balvorín, Juan Cruz Mulieri, Edgardo Galíndez, Jesús Calderón, Facundo Girón, Oscar Domínguez, Gustavo Ortiz, Joaquín Quinteros y Marcelo Albornoz. Tití Calderón se subió al micro de último momento, dada la súbita baja de Julio Marchant, quien no formó parte del periplo a San Luis por problemas estomacales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia