Los sabios dicen que el "infierno de Fiambalá" es lo más complicado de esta edición del rally Dakar, pero Kevin Benavides pudo pasar esa parte de la competencia sin problemas al igual que las demás y solo fue superado por Stefan Svitko. El tercer puesto quedó a manos de Toby Price, el líder de la general.
Ahora habrá que esperar a que posición queda en la global de motos el salteño, tras la confusión de ayer.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia