Kevin Benavides se animó a correr el Mundial de enduro y se destacó. Lo mismo sucedió cuando decidió competir en el rally cross country. Ganó el Desafío Guaraní, el segundo Dakar Series, y luego, casi inmediatamente, puso su mirada en el Rally de Marruecos donde fue como debutante. Este viernes culminó la prueba organizada por la FIA y el salteño obtuvo un excelente cuarto puesto.
Benavides fue el mejor “rookie” de la carrera. Entre los que competían por primera vez fue el que más se desatacó y lo mostró desde el inicio de la carrera. El piloto del Honda RC y Honda Sudamérica finalizó octavo en la última etapa en Marruecos y ascendió un lugar en la clasificación general. Había finalizado la etapa 3 en el quinto puesto y ayer subió al cuarto lugar. El equipo sumó dos participantes entre los cinco mejores, ya que al cuarto puesto de Kevin se sumó el tercer lugar del portugués Paulo Goncalves. La prueba la ganó el inglés San Sunderland (KTM) y el segundo puesto fue para el austríaco Matthias Walkner, también con KTM.
Ayer el salteño se detuvo a ayudar al chileno Pablo Quintanilla, que sufrió un accidente y fue necesario evacuarlo en helicóptero. Tras recuperar el tiempo, acabó la carrera en una gran cuarta plaza final. Por parte de Jean Azevedo, el brasileño consiguió finalmente encontrar la mejor puesta a punto y pudo rodar más a gusto. Terminó el rally a cuatro minutos del top ten.
El resultado de Benavides adquiere mayor relevancia al dejar atarás a corredores que compitieron en el Rally Dakar, Ruben Faria, Olivier Pain, Juan Pedrero García y Rafal Sonik. Ahora para Kevin se viene el Dakar.

“Cuarto en la general, aún no lo creo”

Benavides celebró el cuarto lugar en Marruecos como si se hubiese tratado de una victoria. Así lo reflejó en su cuenta de Facebook, donde además agradeció al equipo Honda.
“Vamos carajo, fue mi debut en el Mundial y logré terminar cuarto, aún no lo puedo creer”, expresó Kevin. Luego habló sobre la carrera y dijo: “Fueron cinco etapas muy duras, difíciles, técnicas, rápidas y peligrosas con diversos terrenos. Empecé de menos a más, cada día sintiéndome mejor con mi Honda CRF 450”.
Kevin también comentó del momento que ayudó al chileno Pablo Quintanilla. “En el inicio me detuve a ayudar a Quintanilla. Sufrió una gran caída, físicamente estaba bien pero muy shockeado del golpe en la cabeza. Estuve con él hasta que llegó el helicóptero”, contó el piloto. En la jornada del jueves tuvo una actitud similar, ya que le tocó prestar auxilio a Joan Barreda, compañero de equipo.
Por último, agradeció al equipo: “Gracias Rally Team HRC, Honda Argentina, Honda SA y MecTeam por haberme dado la oportunidad de venir”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia