En Marruecos concluirá este viernes la penúltima fecha del mundial de rally cross country, donde participa Kevin Benavides bajo la bandera argentina y del Team Honda. Junto al salteño compiten algunos de los pilotos más experimentados del mundo, como el inglés Sam Sunderland, el portugués Paulo Goncalves o el francés Olivier Pain, todos con varias presencias en el Rally Dakar.
La actuación de Benavides es muy buena, ya que se ubica entre los diez mejores de la clasificación general de motos. Ayer, en la etapa 4, finalizó en el quinto lugar, según cuenta el piloto en su cuenta de Instagram; la misma ubicación ocupa en la general de la prueba que arrancó el pasado lunes.
La clasificación de la etapa lo ubicó a Kevin en el puesto 8, pero a raíz de la ayuda que el salteño le brindó al piloto Joan Barreda, que tuvo un accidente y debió retirarse, la organización le descontó esos minutos. Así logró pasar del octavo lugar al quinto, siendo este su mejor resultado en el Rally de Marruecos.
Benavides completó la primera etapa, de 330 km cronometrados, en el puesto 16; al día siguiente (224 km) fue octavo, fue sexto en la etapa 3 (274 km) y ahora celebra el quinto lugar en la etapa 4 (293 km). Es el segundo mejor piloto del Team Honda, apenas un escalón más abajo del portugués Paulo Goncalves, y es el mejor debutante.
Hoy se disputará la última etapa, que tendrá 79 kilómetros de enlace y 237 kilómetros de velocidad.
A pesar de la buena actuación de Benavides, el Team Honda no vivió ayer uno de sus mejores días debido al abandono del español Joan Barreda, que era el líder del rally. El piloto tuvo un accidente en el km 13 y quedó conmocionado; Benavides fue uno de los tres pilotos que notificó el accidente a los organizadores de la prueba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia