El dolor por no poder estar en su segundo Dakar aún perduran en Kevin Benavides, aunque lejos de bajonearse llegó a Tucumán para apoyar al team principal de Honda, HRC, y brindar la logística de la etapa 3, cuyo paso principal es por nuestra provincia.
La revelación del Rally pasado indicó que el recorrido por nuestra provincia "será una etapa rápida, sin demasiadas complicaciones y con mucha navegación para los pilotos".
Abocado a dibujar el mapa de ruta de sus compañeros, Kevin estuvo toda la tarde en el parque cerrado del hipódromo de San Miguel de Tucumán y le dio consejos a Paulo Gonçalves (quien llegó tercero ayer) y a Joan Barreda Bort, los principales competidores de los grandes candidatos al podio: Toby Price, Stefan Stivko (ambos de KTM) y Pablo Quintalla (Husvarna).
"La parte que atraviesa por Salta es similar a la del año pasado, aunque al revés, es una etapa rápida sin muchas complicaciones de navegación, solo al principio que tiene el fuera de pista conocido que es el Cañadón, en San Carlos y la primera parte de Tucumán que no conozco. De todas formas dicen que va a ser una etapa linda la de mañana (por hoy), con más navegación, por lo cual es importante para los pilotos".
Cabe destacar que además de estar presente ayer, hoy acompañará en Jujuy y estará en el Centro de Convenciones la próxima semana (10 y 11). Benavides también estuvo en Asunción de Paraguay los días previos a la largada".
Respecto a las sensaciones de llegar al vivac y no competir, el joven piloto salteño dijo que "es un poco raro, nunca pensé estar de este lado, pero lo más importante es ayudar al equipo estar aquí, es poner la cara también. Estoy bien, obviamente tengo la mano quebrada, pero quería venir para estar con mis compañeros de equipo, con todos los integrantes de Honda y vivir la carrera un poco desde adentro aunque uno desea estar adentro. Es lo que tocó y ahora a pensar en recuperarme para volver lo antes posible".
Desde mediados de diciembre, cuando se quebró en Iquique, durante los últimos entrenamientos previo al Dakar, Benavides no paró de recibir mensajes de aliento y no quiso dejar de agradecer a cada persona que se contactó con él por diferentes vías.
"Lo primero que quiero decir es gracias a toda la gente que me apoya, siento una gran deuda con todos ellos que me apoyaron y siguieron durante el año, pero no voy a bajar los brazos. Hoy no estoy en el Dakar pero vendrán más dakares, ya estoy pensando en recuperarme y estar bien y en Salta espero que apoyen a mis compañeros de equipo".
En cuanto a su lesión agregó que "la recuperación va bien, la operación salió excelente, ya llevo 20 días, me queda un mes más para sacarme los clavos y el yeso y empezar la reahbilitación. Espero estar compitiendo para fines de febrero".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia