Hace tiempo ya que Kevin dejó de competir en el circuito del Enduro del Valle, un ambiente en el que surgió y que no lo olvida a pesar de la distancia.
Pero Benavides tampoco olvida y lo dejó muy claro en San Antonio de los Cobres (etapa 4), donde el joven de 27 años cruzó por el control de paso y saludo a sus viejos amigos que lo estaban alentando desde la zona de espectadores.
Casi 50 pilotos del Enduro del Valle se organizaron para ir a la puna salteña, lugar donde llevaron un inflable gigante en forma de botella con el numeral y el nombre de Kevin pintados.
Daniel Echazú, organizador del Enduro del Valle y un viejo conocido de Benavides, relató como vivió el momento en el que vio pasar al salteño que vio crecer en sus competencias.
"Fue una emoción tremenda verlo y cuando llegó nos pusimos todos eufóricos. Nos saludó con el pulgar arriba y fue un aliento para todos, un gesto de agradecimiento", explicó.
A la hora de hablar de la participación de Kevin, Echazú indicó: "La verdad que es una sorpresa para nosotros verlo participando en el Dakar. Es un orgullo para nosotros porque salió del semillero, de unas carreras que hacíamos hace 20 años atrás en San Lorenzo y Cuidad del Milagro. Lo seguimos desde muy chico, lo sentimos como un hijo más".
Para la llegada de Kevin a Salta, el Michi Echazú explicó que los enduristas salteños se dividieron en dos grupos. El primero, de alrededor de 80 pilotos, se quedaron ayer en Capital para presenciar su llegada y festejar su cumpleaños. Mientras que el segundo se fue a Corralito el viernes. "Enduristas de Rosario de la Frontera, Tartagal, Cafayate y del Valle vamos a verlo a Kevin pasar en competencia. Vamos a ser más de 100 en Corralito", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia