En el mundo del rally se sabe que KTM y Honda, al menos en motos, son como Boca-River, y la baja del salteño Kevin Benavides días atrás para el Dakar 2017 seguro habrá aliviado a la marca austríaca porque el piloto de esta provincia se perfilaba como un serio candidato. Esta vez fueron los japoneses quienes emparejaron las sensibles pérdidas, porque el mexicano Iván Ramírez aseguró horas atrás que no estará en la competencia más difícil del mundo por fiebre tifoidea.
Ramírez se había preparado durante años, siendo parte de la estructura de KTM en Estados Unidos, y compitiendo bajo el abrigo de Red Bull en carreras como la Baja 250, la Baja 500 y la Baja 1000, en donde obtuvo victorias y podios. Su último escalón de preparación para el Dakar fue el Rally Marruecos Merzouga, donde logró llegar a meta, pero a su regreso se enfermó.
"Ando un poco mal de salud. Me pegó la tifoidea cuando regresé de Marruecos. No he podido mejorar, no me sentía al 100% y decidí posponerlo. Me siento un poco frustrado, me siento triste", expresó el piloto que iba a sustituir a Antonie Meo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia