La despedida de Sebastián Bataglia no escapó a la interna de Boca Juniors y de la barrabrava de la entidad xeneize, que jugó su partido durante los festejos que sirvieron para acompañar el último partido de uno de los máximos ídolos contemporáneos del conjunto de la Ribera.
La división entre la mayoría del público que llegó para alentar a Boca y Bataglia y la tradicional número '12', nuevamente se exhibió esta noche en la Bombonera, especialmente cuando ingresó Juan Román Riquelme.
Mientras todo el estadio lo ovacionó e insultó al presidente Daniel Angelici, la '12' acompañó, debido al distanciamiento que había entre la 'barra' y ex enganche.
Asimismo, se mostró un telón que le regaló Carlos Tevez a la '12' y cuando el mismo fue quitado, se exhibieron los trofeos de guerra (banderas robadas) contra River, cuando éso está prohibido; al tiempo que estaba entre los parciales Rafael Di Zeo, ex jefe de la 'barrabrava' boquense.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia