Jorge Sampaoli es el candidato que mayor consenso reúne en la dirigencia que maneja los destinos del fútbol argentino, aunque el marco institucional de AFA demorará cualquier tipo de avance.
Un directivo llamó por teléfono al entrenador para sondearlo y éste se mostró dispuesto a recibir la propuesta. Incluso, hasta se nombró la chance que Juan Sebastián Verón viajara a negociar con él, pero la Bruja negó esta posibilidad de manera tajante.
Sin embargo, la salida de Sampaoli de Sevilla es prácticamente imposible debido a que, si bien tiene una cláusula de salida para selección, la misma sólo puede ser ejecutada en junio de 2017. Así las cosas, la AFA debería pagar todo el contrato para que Sampaoli, que se siente seducido por esta chance, pueda desembarcar en Argentina. Con un vínculo de dos años con la entidad de Sevilla, esta agencia supo que hay que desembolsar 7.200.000 de euros para romperlo y 902.500 de la misma para la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile. Cuando se fue del país trasandino, se estableció que Sampaoli pagara esa multa cuando volviera a trabajar, pero de ese dinero se hace cargo Sevilla. Con la delicada situación económica de la AFA, es imposible imaginar semejante erogación y menos aún que la Comisión Normalizadora que será nombrada por FIFA en los próximos días la termine aprobando.
Otro de los nombres que seduce a la dirigencia es el de Mauricio Pochettino, de gran carrera en la Premier League. Si bien posee una cláusula de salida, la misma se encuentra sólo disponible para los clubes importantes de Inglaterra. De esta manera, si Argentina opta por contratarlo, habrá que abonar todo el contrato que tiene con el Tottenham, que vence en junio de 2021. Los otros dos anhelos son Diego Simeone y Marcelo Bielsa, con trabajo en Atlético Madrid y Lazio, pero difícilmente acepten asumir con este contexto de fútbol argentino.
En el plano más terrenal, Marcelo Gallardo y Edgardo Bauza, en River y San Pablo respectivamente, aparecen como opciones más accesibles. Con este escenario, es probable que la designación demore al menos unas semanas y así se entiende por qué Juan Sebastián Verón, quien es mencionado como posible secretario de Selecciones, dijo que “la decisión amerita tomarse más tiempo porque la realidad es que no estamos cambiando alguien que atiende una panadería sino que es el técnico de la Selección”.
Habrá que esperar para conocer quién será el reemplazante de Gerardo Martino al mando de la selección argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia