La Asociación del Fútbol Argentino y la Selección parecen desangrarse. Una depende de la otra y las dos están acéfalas y sin rumbo ni porvenir.
Desde hace un año, los papelones son habituales en calle Viamonte, con elecciones escandalosas, con intereses sin escrúpulos, con un total abandono y vacío de poder y con una intervención de FIFA por la cual, hasta corre riesgo de una desafiliación.
Todo esto afecta a la Selección mayor, luego del fracaso deportivo en la Copa América. El mejor jugador del mundo, el único patrimonio certero que nos hacía grandes, pegó un portazo y afirmó que no jugará más en la Selección argentina por estar "cansado". Y en ese cansancio no solo tiene que ver lo futbolístico, sino toda la desorganización que envuelve a la casa matriz del fútbol argentino. Y como si fuera poco, varios baluartes de la celeste y blanca adelantaron que seguirán sus pasos.
Por supuesto, esta situación, tras la renuncia de Gerardo Martino y aún sin un presidente firme en AFA y sin un DT para la Selección mayor, esta coyuntura también afecta a la selección Sub 23 olímpica que dirigirá interinamente Julio Olarticoaechea, que sufre también los platos rotos y no suma siquiera once jugadores en los entrenamientos del equipo olímpico.
¿Cómo crees que terminará todo? ¿Avizorás una solución a corto plazo. Votá en nuestra encuesta.

La AFA y la Selección se desan...

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia