Marcelo Gallardo sostuvo que es "una alegría enorme volver a estar en la final de la Copa después de tanto tiempo", se deshizo en elogios para con el debutante Tabaré Viudez y dijo que prefiere jugar la final de la Copa Libertadores frente a Tigres de México porque la serie se definirá en el estadio Monumental.
"Es una emoción muy grande porque tuvimos que esperar mucho", manifestó el Muñeco. River había jugado su última final del certamen más importante del continente sudamericano en 1996, cuando le ganó al América de Cali y se consagró campeón.
Gallardo remarcó que el "desafío para estos jugadores es permanente porque ellos vienen haciendo un gran esfuerzo y tienen la ilusión de ganar la Copa".
Con respecto al trámite del juego, afirmó que el encuentro "estaba controlado hasta el gol" y destacó que el ingreso de Viudez fue clave para retomar el control del juego. "Nadie lo conocía acá. Sé la clase de jugador que es. Tuvo esa personalidad y ese desparpajo para ingresar y darnos la posibilidad de volver a meternos en el partido", sostuvo.
Por último, Gallardo no dudó en afirmar que prefiere enfrentar a Tigres de Monterrey en la final porque "nos gustaría definir la serie de local en el Monumental".

Alario: "Fue un gol importante, se nos había complicado"
El delantero de River Lucas Alario, uno de los refuerzos que con tan sólo un mes en el equipo se va ganando su lugar, destacó el apoyo de Gallardo y sus compañeros a la hora de explicar su buen momento. "Llevo poco tiempo en el club, pero me la confianza que me da el cuerpo técnico y mis compañeros hace que no me pese la adaptación", dijo en declaraciones a Fox Sports una vez finalizado el encuentro frente a Guaraní. A la hora de describir su gol, contó que "cuando Viudez agarró la pelota piqué para adelante porque él me había dicho que era muy buen asistidor y no era de meter tantos goles". Por último, destacó que su conquista "fue importante porque se nos había complicado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia