Luego de tantas idas y vueltas por el armado del seleccionado argentino sub-23 que participará de Río 2016, el equipo dirigido por Julio Olarticoechea tendrá esta noche su primer prueba frente a Colombia, en Miami. Un encuentro que se jugará desde las 21 y que servirá para ver el desempeño de los jugadores que asistirán a la cita olímpica en agosto.
Como ya avisó el entrenador al momento de asumir tras la salida de Gerardo Martino, las dificultades para armar el plantel olímpico y el poco tiempo de trabajo no deben ser una excusa para tener una buena actuación en Río 2016, donde la Selección buscará su tercera medalla dorada tras las logradas en Atenas 2004 y Pekín 2008.
Ayer, por primera vez desde que realizó la convulsionada convocatoria, Olarticoechea tuvo a su disposición a los 18 citados en su primer entrenamiento en Boca Ratón. Allí se sumaron Manuel Lanzini (West Ham de Inglaterra), Giovanni Simeone, Joaquín Arzura y Leandro Vega (River), que completaron el plantel que tuvo un puñado de prácticas en el predio de Ezeiza.
Olarticoechea anticipó que le gustaría jugar con un esquema de 4-3-3 y deslizó que Lanzini y Angel Correa podrían acompañar a Jonathan Calleri, el "jugador de área" con el que afrontaría la competencia olímpica.
Luego de la práctica Olarticoechea se mostró feliz por tener a todos los jugadores. "Aspiro a tener un equipo ordenado, que deje todo en la cancha. Y sé que estos jugadores lo van a hacer. Ante la falta de tiempo, hay que convencer al jugador de que brinde un plus. Tengo la expectativa de hacer un gran torneo", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia