Boca se prepara para disputar las semifinales de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle. Ya incoroporó tres jugadores (Benedetto, Zuqui y Bou), pero sienten que falta un jugador de mayor jerarquía para aportarle al plantel un plus.
Por lo tanto, Boca quiere romper el mercado de pases con la incorporación de Paolo Guerrero, ídolo y capitán de la Selección de Perú. El delantero sería el golpe de efecto que necesita el equipo de Guillermo Barros Schelotto para revolucionar el ataque y los dirigentes intentarían tentar al jugar, que vería con buenos ojos llevar sus goles a la Argentina. ¿Se dará?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia