Las calles de Salta volverán a poblarse de ciclistas el próximo domingo con la 85ª edición de la Clásica 1º de Mayo. La tradicional prueba ya tiene asegurada la participación de 15 equipos de nuestro país, más otros que arribarán de países vecinos.
Ochenta y cinco años de competencia generan atracción en numerosos corredores del país; la mayoría quiere estar presente en la Clásica y se preparan no solo para ser protagonistas, sino para quedarse con los jugosos premios que estarán en juego. La carrera ofrecerá más de $80.000 pesos en premios para los mejores ciclistas de las categorías elite sub-23, junior (clase 98-99 y 2000) y damas. Además, habrá pasadas especiales, con premios, sobre el sector del monumento a Güemes y la meta montaña en la subida a la avenida Arenales.
Matías Postigo, organizador de la competencia, confirmó que la Clásica tendrá la presencia de equipos de Paraguay, Uruguay, Bolivia y Brasil. "De Argentina ya tenemos más de 15 equipos confirmados y entre ellos estará la Selección Argentina", señaló el organizador, que también confirmó la llegada de Juan Curuchet (medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008) para el próximo miércoles.
La presentación oficial de la Clásica 1º de Mayo se realizará este martes en Mitre 23, a partir de las 11.
La lista de reconocidos corredores no termina allí, ya que se debe sumar la participación de los hermanos Richeze, que vienen de quedarse con los puestos uno y dos del último Campeonato Argentino de Ruta desarrollado en Catamarca. Mauro resultó campeón en esa ocasión, mientras que Adrián finalizó segundo. Ahora se preparan para correr en Salta con el objetivo de llegar nuevamente a lo más alto del podio.
Mauro siguió los pasos de su hermano Maximiliano y emigró a Italia en 2006 para competir por el equipo amateur sub-23 Modall Bici Team. Obtuvo victorias en carreras amateurs como la Popolarissima di Treviso, la San Giovanni Valdarno y la Astico-Brenta.
En 2008 pasó a profesionales en el equipo Pro Continental CSF Group Navigare, equipo en el que ya se encontraba Maximiliano. Esa temporada logró un triunfo en el Tour de Langkawi que se disputa en Malasia. Recalificado amateur en 2010, en 2011 volvió a Europa con el equipo ítalo-húngaro Ora Hotels-Carrera de categoría Continental.
En 2012 pasó al Team Nippo donde nuevamente coincidió con Maximiliano. En marzo logró la medalla de plata en el Campeonato Panamericano de Ciclismo en Ruta, por detrás de su hermano.
Cabe destacar que para la nueva edición habrá una pequeña variación en el recorrido. Los organizadores decidieron dejar de transitar por la calle Luis Burela y utilizar la circunvalación Juan XXIII.
Ya se descuentan los días para la Clásica; los protagonistas salteños y foráneos solo esperan la señal de largada y la gente espera verlos pasar por el frente de sus casas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia