Se puede jugar muy bien, bien, regular, mal o pésimo. Pero la lógica del resultado solo se rige por la pericia para meter el balón en el arco contrario más veces que el rival y la capacidad para evitarlos en el área propia. Y Juventud Antoniana en esos menesteres tiene a tres tucumanos que se las traen y no se andan con chiquitas a la hora de abastecer, meterla en la red ajena y evitar que entren en la propia: Gustavo Balvorín, Gustavo Ibáñez y Pablo Lencina, tres pilares fundamentales en una nueva victoria del santo ante Gimnasia y Tiro en un clásico oficial, esta vez por 1 a 0 en el Gigante del Norte. Porque el -a veces- cuestionado goleador una vez más demostró que es el verdugo eterno del albo; porque el Ratón, por su lado, fue el único capaz de desequilibrar en un equipo que mostró sus limitaciones, pese al triunfo, con sus arrestos individuales, y porque el “uno” colaboró con tres atajadas fundamentales para la heroica victoria del conjunto antoniano, que fue sometido y dominado durante gran parte del juego, pero que se agrandó tras el gol del “9” con un hombre menos (Carlos Ramadán se hizo expulsar al minuto del complemento).
Gimnasia fue el que más tuvo la pelota en el balance y el que provocó las chances más claras como para cortar la racha. Pero, salvo en las providenciales apariciones de Lencina, al albo le costó ser punzante y claro en el área antoniana, sufriendo el síndrome de la temporada pasada. Pese a ello, el primer tiempo mostró al equipo de Bianco, que tardó en realizar los cambios ofensivos necesarios, con mejor semblante que su acérrimo rival.

Embed

Para colmo, apenas iniciado el complemento los de la Lerma se quedaron con uno menos y parecía que se venía la noche para “JJ” y compañía. Al contrario, extrañamente Gimnasia se desdibujó, se volvió intrascendente, irresoluto y no supo qué hacer para aprovechar las bondades del partido. Y Juventud, con enormes dificultades en el circuito de juego, se agrandó en la adversidad y aprovechó lo que mejor sabe: envío largo a Ibáñez, desequilibrio y centro para Balvorín, que cacheteó el balón a la red descolocando a Sand y ante la sorpresa de los impávidos Barzola y Labaké (24’). Y así lo ganó el santo. Por ser más “bicho”, por efectividad y oficio. Pero también con guapeza para aguantar al final los intentos sin brújula de un desesperado Gimnasia.

Una paternidad "Gigante"
Juventud le ganó a Gimnasia en 6 de las 9 ocasiones que ambos jugaron en el estadio de la Vicente López por el torneo de la tercera categoría. Empataron 2 veces y Gimnasia ganó solo una (3-1 en el torneo pasado).

el resultado

GIMNASIA 0 JUVENTUD 1

D. Sand (5) P. Lencina (8)
P. Bárzola (5) J. Peirone (5)
F. Labaké (4) J.P. Cárdenas (6)
F. Rodríguez (6) C. Ramadán (4)
F. Giménez (6) C. More (6)
A. Bulgarelli (6) M. Litre (5)
O. Young (6) C. Medina (4)
E. Saavedra (5) H. López (6)
P. Motta (5) R. Gómez (4)
N. Aguirre (5) G. Ibáñez (7)
L. Silba (6) G. BALVORÍN (8)

DT: J.M. Bianco DT: J.J. López

Gol: ST: 24’ Gustavo Balvorín (JA).

Cambios: PT: 38’ Matías Villavicencio (5) por Federico Rodríguez (GyT). ST: 9’ Pablo Espíndola (5) por Saavedra (GyT), 18’ Gabriel Romero por Litre (JA), 29’ Lautaro Ceratto por Aguirre (GyT), 34’ Rodrigo Herrera por Balvorín (JA), 39’ Cristian Girard por Ibáñez (JA).

Incidencias: ST: 1’ Expulsado Ramadán (JA), por doble amonestación.

Jornada: 1° fecha - Zona 5
Estadio: Gigante del Norte
Árbitro: Gustavo Fabián (6)




¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia