El entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Gerardo Martino, confesó hoy que Lionel Messi es su "debilidad" y por lo tanto no puede someterse a ninguna manifestación objetiva respecto de una comparación con Cristiano Ronaldo, el estandarte del seleccionado de Portugal que mañana enfrentará al conjunto nacional en Inglaterra.
"Debo confesar que Messi es mi debilidad, así que bajo cualquier circunstancia él siempre va a ser el mejor del mundo para mi, porque soy argentino y no puedo separar el sentimiento de la razonabilidad", remarcó Martino en la conferencia de prensa previa al juego de mañana promocionado como "Galácticos en Manchester".
"Que lo ubique como extremo derecho en este equipo, algo que solamente hice una vez estando como entrenador de Barcelona, y sin los mejores resultados, no es algo que lo limite, porque para él esa no será una posición fija, sino un punto de partida para que encuentre en la cancha el lugar que le siente más cómodo", advirtió.
En el encuentro de prensa internacional más importante de esta gira el "Tata" le respondió a Télam que enfrentar "a rivales de primer nivel mundial como Portugal en este momento inicial de afianzamiento de la idea de juego, es una buena decisión porque permite sacar las mejores conclusiones".
"Creo que Croacia también lo fue, pero lo que no se puede prever es que ellos tuvieran que presentar un equipo alternativo porque cuatro días después tenían que jugar un partido clave por la clasificación a la Eurocopa con Italia", argumentó.
"En cambio para marzo los adversarios que se elegirán serán sudamericanos, ya pensando en la Copa América de Chile", destacó.
Martino llegó a Old Trafford desde Carrington Park, el viejo predio de entrenamiento de Manchester City, donde el conjunto albiceleste realizó su último entrenamiento en suelo inglés con un breve encuentro ante un equipo sub 17 del club local, en el que se ratificó la formación anunciada desde el viernes.
"Siempre genera cosas buenas jugar aquí, en semejante estadio, pero a mi lo que más me preocupa es el funcionamiento de mi equipo, que puede rendir de acuerdo con las circunstancias y, fundamentalmente, que gane", resaltó el "Tata".
"Lo que se busca está claro, pero si debo tomar algo de otros equipos, solamente puedo hacerlo de aquellos que dirigí, como Barcelona, el seleccionado de Paraguay o Newell's, porque de los demás me resulta difícil concretar conceptos", estableció.
El tema de las individualidades, sobre todo por el lugar, Manchester United, obligó a una referencia tangencial sobre Angel Di María, de quien dijo que es "un top del mundo", al tiempo que apreció como "más lógico este momento" en el equipo dirigido por el holandés Louis Van Gaal, sin tanto lucimiento, "que aquel fabuloso del comienzo, porque como recién llegado que es, necesita un proceso de conocimiento y entendimiento con sus compañeros".
"Acá, en el seleccionado, va a jugar como extremo izquierdo, pero él también es un jugador maravilloso moviéndose desde más atrás o por el otro carril", argumentó.
Acto seguido Martino viró hacia un ex compañero de Di María en Real Madrid, el portugués Cristiano Ronaldo, respecto de quien dijo que no lo van "a presionar especialmente, sino a ocuparle los espacios para que no pueda recibir libre y aprovechar su pegada cerca del área".
Finalmente apuntó al futuro mediato e inmediato al reseñar que al regresar a Argentina el jueves próximo volverá a ver "el campeonato local", él y sus colaboradores, lamentando por extensión que el próximo encuentro con el grupo tendrá lugar "recién en marzo del año que viene", en una nueva gira "que, como esta, sirven mucho", aún cuando sean tan espaciadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia