Con los cruces de opiniones entre la dirigencia de ambos clubes se presentó la disputa del clásico entre albos y santos, días pasados. La negativa del propio presidente de Juventud, Pepe Muratore, de no dejar vender las entradas en el club, trasladó las boleterías al Centro Policial y en el mismo Gigante del Norte. Pero esta determinación no fue impedimento para que cerca de uno 5.000 hinchas del club de la Lerma se dieran cita a alentar a los dirigidos por J. J. López. Y más la presencia de uno 2.000 simpatizantes del albo, la concurrencia no fue la esperada en el estadio millonario.
Agredieron a un hincha

Un hincha de Juventud radicó una denuncia a la policía que estuvo ayer en el Gigante del Norte, sobre una agresión que sufrió cuando transitaba en las inmediaciones del estadio por simpatizantes del albo. Esta persona luego fue trasladada al hospital San Bernardo para una mejor atención porque recibió un fuerte golpe en el ojo derecho y que le generó mucha molestia.
Además, al finalizar el clásico entre santos y albos se informó que se produjeron ocho detenciones por violación a ley del deporte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia