El clima en Juventud Antoniana está que explota porque los jugadores que formaron parte del plantel que compitió en el actual Federal A, reclaman el pago de dos meses: septiembre y octubre, este último mes se cumplió el 20 de noviembre pasado. Los futbolistas que llegaron desde Tucumán ya arreglaron el pago de la deuda y se fueron a su provincia, pero otros todavía siguen esperando a los directivos para acordar la forma de cobro. Por lo pronto, a pesar de que los días siguen pasando, se espera que se brinde solución lo más rápido posible para marcharse a sus lugares de origen, aunque la molestia tomó curso en el sentido de que si no hay acuerdo, directamente, la falta de pago pasará a manos de Futbolistas Agremiados.
El molestar en el club santo también se escuchó entre los entrenadores de las divisiones inferiores quienes manifestaron que a ellos se los debe cuatro meses.
Además, el Passarella Héctor Aguirre dejó de ser el entrenador de unas las categorías por un entredicho que tuvo con Juan de la Cruz Kairuz, coordinador general del fútbol amateur de club santo.
Así está el panorama en el Centro Juventud Antoniana en materia financiera y con el presidente José Pepe Muratore, esperanzado de que el Gobierno Provincial le haga llegar al club el subsidio que se prometio y del cual no pudo disponer en los últimos meses, para hacer frente el reclamo salarial que existe en la institución de la Lerma.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia