No caben dudas de que el evento en el cual se podría dar la última pelea de Floyd Mayweather como profesional dará sus frutos desde lo económico con la televisación y sponsors, pero es llamativa la falta de interés del público en asistir a este combate del estadounidense contra el haitiano André Berto este sábado, en el MGM Center de Las Vegas.
Lo llamativo del asunto es que a tan pocos días del evento aún queden miles de localidades a la venta, teniendo en cuenta la envergadura de la pelea en la que el invicto local expone sus coronas de campeón welter de la AMB y CMB.
A esta altura de la semana, el revendedor de boletos Ticketmaster muestra que hay más de 2.100 asientos disponibles, sin tomar en cuenta los que normalmente se quedan los promotores.
La falta de interés en el oponente de Mayweather es comprensible. Berto perdió tres de sus últimas seis peleas, y muchos no creen que sea la última pelea de Mayweather, porque otra victoria le permitiría superar el récord de Rocky Marciano de 49-0-0.
Cabe señalar que los valores de las entradas para esta pelea van de 25 a 1.500 dólares, precios inferiores al combate que disputaron el 2 de mayo pasado Mayweather y el filipino Manny Pacquiao en ese mismo escenario. Una estrategia de venta que aún no logró llenar el MGM Center.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia