Edgardo Bauza, DT de San Lorenzo de Almagro, consciente del favoritismo de Real Madrid, mostró su convencimiento en poder "levantar la copa" en Marruecos, confiado en "un grupo ganador" como el que dirige en el club de Boedo.
Al imaginar una eventual final con el campeón europeo, Bauza bromeó con que, de ser necesario, sus futbolistas van a "cagar a patadas" a las estrellas del Madrid, con tal de "no resignarse a perder".

"Claro que lo quiero ganar, es una espina que tengo clavada la de ser campeón del mundo. El otro día miraba una reseña de todos los Mundiales de Clubes y Guardiola jugó tres y ganó tres", "Claro que lo quiero ganar, es una espina que tengo clavada la de ser campeón del mundo. El otro día miraba una reseña de todos los Mundiales de Clubes y Guardiola jugó tres y ganó tres",
comparó en una entrevista antes del debut de San Lorenzo con Auckland City de Nueva Zelanda, campeón de Oceanía. "Dos veces lo hizo con Barcelona y otra con Bayern Munich. Nosotros sabemos las dificultades que tenemos y haremos el intento de conseguirlo esta vez", agregó el DT, que perdió la final de la edición 2008 con Manchester United de Inglaterra cuando dirigía a la Liga Deportiva Universitaria (LDU) de Quito.

"En aquel momento enfrentamos a un Manchester muy parecido a este Real Madrid de hoy. Estaba Cristiano Ronaldo, acompañado de grandes jugadores como Rooney y Tevez. Habían ganado todo pero pudimos hacerles un buen partido", recordó sentado sobre un confortable sillón de terciopelo en el suntuoso lobby de la concentración en el hotel Selman, en la periferia sur de la ciudad de Marrakech.

"Liga era un equipo similar a San Lorenzo en un sentido: había perdido jugadores importantes en relación a la conquista de la Libertadores", describió."Hoy no somos el mismo de la Copa, aquel equipo era más peligro porque tenía mayor desequilibrio individual en ataque con Correa y Piatti. Ahora dependemos más del conjunto, pero no me cabe duda que nuevamente los rivales deberán dejar la vida para ganarnos", prometió.
"Hoy no somos el mismo de la Copa, aquel equipo era más peligro porque tenía mayor desequilibrio individual en ataque con Correa y Piatti. Ahora dependemos más del conjunto, pero no me cabe duda que nuevamente los rivales deberán dejar la vida para ganarnos", prometió.

Aún con la merma de jerarquía en relación a la primera consagración del club en el ámbito sudamericano, Bauza confió en la posibilidad de éxito en Marruecos, amparado en "un equipo ganador, que nunca se conformó con nada".
Al proyectar la eventual final del sábado con los españoles, el Patón se mostró muy seguro: "Ese partido lo tengo en la cabeza".

"Si nos toca jugar con ellos ya tengo el partido en la cabeza y a los jugadores no hay que hablarles tanto porque conocen perfectamente cómo juega. Con Auckland jugaremos de tres cuartos a tres cuartos, con Real hay que jugar en el campo propio y salir rápido de contra. Tenemos gente para lastimar", aseguró. "Si nos toca jugar con ellos ya tengo el partido en la cabeza y a los jugadores no hay que hablarles tanto porque conocen perfectamente cómo juega. Con Auckland jugaremos de tres cuartos a tres cuartos, con Real hay que jugar en el campo propio y salir rápido de contra. Tenemos gente para lastimar", aseguró.

Bauza, de 56 años, se mostró complacido por disputar el segundo Mundial de Clubes en su carrera, algo que tomó como "una ratificación" de su metodología de trabajo.
"Es tan difícil llegar hasta acá ... Siempre fui un técnico preocupado por mejorar el nivel. Leo, escucho a otros técnicos, voy a Europa cada vez que puedo para observar entrenamientos y pescar alguna cosita", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia